6 Ventajas de Trabajar con el Live View de tu Cámara. Por DZoom

Seguro que si has trabajado alguna vez con una cámara compacta, las fotos las has hecho mirando y componiendo a través de la pantalla LCD. En el caso de las cámaras réflex, no es necesario hacerlo a través de la pantalla, sino que por norma general lo haremos mirando a través del visor óptico.


Pero la pantalla de la cámara réflex no sólo sirve para revisar nuestras fotografías una vez las hemos hecho, o para grabar vídeo. En este artículo vamos a profundizar en el modo Live View de las cámaras réflex, y repasaremos cuáles son sus principales ventajas y desventajas en el momento de la captura. ¿Te quedas a descubrirlo?


Descubriendo el Modo Live View de la Cámara


Cuando trabajamos con nuestra cámara de fotos réflex, tenemos la opción de trabajar de dos maneras: o bien observamos y componemos a través del visor óptico de nuestra cámara, o lo hacemos a través de la pantalla LCD con el modo Live View.


¿Cómo Funciona el Visor Óptico?


Habitualmente trabajaremos con el visor óptico de nuestra cámara, a través del cual el ojo recibe luz directamente desde el objetivo. Esto ocurre así porque dicha luz ha sido redirigida por un espejo hacia el visor óptico.


Cuando disparamos la toma, el espejo se levanta y el obturador se abre para dejar pasar la luz hasta el sensor de la cámara. Te habrás dado cuenta de que cuando estás disparando la foto ya no puedes observar a través del visor óptico, y esto es precisamente porque el espejo está levantado.


¿Cómo Funciona el Live View?


Cuando trabajamos con el modo Live View de la cámara, es decir, mirando a través de la pantalla LCD, lo que ocurre es que el espejo se levanta impidiendo que podamos ver a través del visor óptico. La imagen que recoge el sensor de la cámara se crea electrónicamente y aparece en la pantalla de la cámara.


Una mención especial merecen las cámaras Evil o sin espejo, ya que estas trabajan de este modo tanto para mostrar las imágenes por la pantalla como por el visor, al que en este caso llamaremos visor electrónico y no visor óptico.


6 Ventajas de Trabajar con el Live View de Tu Cámara


Como te decía, en la mayoría de casos trabajarás con el visor óptico de la cámara. ¿Y por qué deberíamos plantearnos trabajar en determinadas situaciones con el modo Live View de la cámara? Veamos sus ventajas.


1. Mejora el Enfoque de Tus Fotografías (con Trípode)


Una de las principales ventajas de trabajar con el Live View, sobre todo si tenemos la cámara sobre el trípode, es la de mejorar el enfoque y conseguir que éste sea más preciso.


Hoy en día las cámaras cada vez cuentan con más puntos de enfoque para poder seleccionar el que queremos, pero si quieres comprobar y asegurarte de verdad de que la zona que deseas es la que está enfocada, lo mejor que puedes hacer es colocar la cámara sobre el trípode, activar el modo Live View, y hacer zoom digital con la lupa sobre la zona que te interesa. Pon el foco en manual y ve girando el anillo hasta que efectivamente, la zona salga nítida.


De esta forma te asegurarás al 100% de que el foco está en el lugar que precisas, y dará igual si tienes más o menos puntos de enfoque. Te resultará mucho más sencillo enfocar porque verás la imagen ampliada. Aunque realmente no es que sea más fácil enfocar, es que si nos acercamos mucho al punto de interés resultará más evidente cuándo está enfocado y cuándo no.


2. Comprueba en Tiempo Real Cómo Afectará la Exposición, la Profundidad de Campo y el Balance de Blancos a Tu Captura


Cuando miramos a través del visor óptico de nuestras cámaras réflex la imagen que contemplamos es bastante fiel a lo que captamos con la mirada. Imagina que estás utilizando una profundidad de campo muy reducida. A través del visor óptico no verás ni cómo quedará la exposición final de la toma, ni cómo queda el bokeh en determinadas áreas. Sin embargo, a través del Live View sí que podrás apreciarlo.


Y otra de las opciones de configuración que podremos observar en la pantalla de la cámara, pero no en el visor óptico, es el ajuste de balance de blancos que hagamos.


3. Previsualiza los Efectos de la Cámara en Tiempo Real


Cada vez más, y sobre todo en el caso de las réflex de iniciación, se incorporan efectos para añadir a nuestras fotografías y hacerlas más atractivas, como el efecto miniatura o el de coloración selectiva. Si hacemos la captura mirando a través del visor óptico no veremos el resultado hasta que hayamos hecho la fotografía y salga en la pantalla. Sin embargo, si hacemos la captura con el modo Live View podrás ver antes de disparar cómo quedará el resultado.


4. Consigue Disparos Imposibles


Seguro que más de una vez has acabado tirado por los suelos buscando ese ángulo imposible que te de la mejor de las perspectivas. Pegar nuestra cara a la cámara y al suelo no suele ser una opción muy cómoda para este tipo de capturas. Lo mejor que puedes hacer es emplear el modo Live View de tu cámara, ya que con este trabajarás mucho más a gusto, y si encima la pantalla de tu cámara es abatible, aún será mejor.


5. Asegúrate de que tus Horizontes Están Rectos


Otra de las ventajas que nos brinda este modo Live View es que, así como en el visor óptico de una réflex no podemos ver sobreimpresionada cierto tipo de información en la imagen (solo los puntos de enfoque y alguna retícula), en la pantalla LCD sí que podremos visualizar información de ayuda. En el caso de las cámaras Evil sí que podremos verla porque como hemos dicho éstas tienen un visor electrónico. ¿Y qué información extra podemos ver?


  • Guías. Esto resulta bastante útil por ejemplo si eres de los que tiende a torcer el horizonte. La mayoría de las réflex cuentan con la opción de sacar guías que nos ayudarán no solo a mantener nuestros horizontes rectos, sino también a mejorar la composición de nuestras fotografías siguiendo reglas como por ejemplo la regla de los tercios.

  • Comprobar el histograma en vivo. Una buena forma de exponer adecuadamente la imagen es fijándonos en su histograma. ¿Pero podemos verlo antes de hacer la foto? Con el modo Live View, sí. Basta con activarlo para que salga en la pantalla y podremos ver antes de disparar la captura el histograma de nuestra fotografía.

6. Cobertura Total del Encuadre


Aunque con las nuevas cámaras se logra una cobertura del visor cada vez más amplia, en la mayoría de ellas no llegamos a ver la totalidad del encuadre. Normalmente las cámaras de gama media/baja alcanzan entre el 92% y el 98% de la cobertura. Sin embargo, a través del Live View de la cámara sí que podremos ver en pantalla la imagen en su totalidad, tal y como la capturaremos.


Algunas Desventajas de Trabajar con el Live View de Tu Cámara


Como ocurre con casi todo, siempre hay una cara B con características que no son tan ventajosas. A continuación vamos a repasar en qué puntos trabajar con el modo Live View puede ser un inconveniente.


1. Menor Calidad de Imagen que el Visor Óptico


Hay visores ópticos mejores y peores, pero a través de ellos veremos una imagen fiel a lo que ven nuestros ojos, con mayor claridad y rango dinámico, no una interpretación de la cámara.


La calidad que nos ofrece un visor óptico, por tanto, es mayor que la que pueda ofrecernos una pantalla o visor electrónico. Aunque ojo, porque gracias al auge de las cámara sin espejo cada vez se afina más la calidad de las pantallas y los visores electrónicos.


2. Menos Estabilización


Uno de los principales problemas de trabajar con la pantalla LCD de la cámara es que perdemos estabilización. Piensa que cuando disparas una foto mirando a través del visor óptico la cámara la apoyas en tu frente, los brazos los mantienes recogidos y apoyados sobre tu cuerpo, y antes de disparar mantienes la respiración para evitar trepidaciones.


Al trabajar con el Live View, nuestros brazos tienen que estar extendidos para poder observar la imagen a través de la pantalla, y teniendo también en cuenta el peso de la cámara, la sujeción será más inestable y propensa a sufrir trepidaciones.


3. Las Condiciones del Entorno pueden Afectar al Visionado


Otro punto en el que el visor óptico gana a modo Live View es en el visionado. Imagínate un día de pleno sol. Al igual que cuando miras la pantalla de tu móvil difícilmente verás algo, con la pantalla de la cámara ocurre lo mismo.


Con tanta luz resulta difícil contemplar bien la imagen y evitar los reflejos. Sin embargo, el visor óptico está encerrado dentro del cuerpo de la cámara, por lo que los destellos, los brillos o los reflejos no serán ningún problema para ver tu imagen en buenas condiciones.


4. ¡Adiós Batería!


Una de las razones por las que usar siempre el Live View para trabajar no es bueno es porque la batería se consume muchísimo más rápido que si trabajamos con el visor óptico. Así que si vas a usar el Live View, procura llevar una batería extra de repuesto para no quedarte colgado en la sesión.


¡Sácale Partido al Live View!


Hemos visto que el modo live view es una herramienta más que tenemos a nuestra disposición para conseguir las fotografías que deseamos. Como todo, tiene sus ventajas y sus desventajas, la clave reside en conocerlas todas y así poder usar este modo en nuestro beneficio.


¿Y tú? ¿Usas mucho el modo Live View?


Fuente: DZoom

6 vistas0 comentarios